10 claves para gestionar mejor tu nivel de envidia

blog

Hoy vuelvo a retomar el blog. Sí, y esta vez con una reflexión personal… o más bien, experiencia personal.

Quiero dar 10 claves que a mí me sirven para ser un poco más feliz, porque reducen ese sentimiento humano, pecado capital, de la envidia que todos tenemos en mayor o menor medida. Sí, he dicho reducirlo y no eliminarlo, porque se trata de aprender a gestionar un sentimiento, una pasión que es inevitable que a lo largo de la vida y en distintas circunstancias aflore en las personas. Incluso existe la “envidia sana”, que yo diría que hay que fomentársela para aprender a vibrar y a disfrutar con las cosas de los demás.

Aquí dejo el decálogo, por si os sirve (el orden de los factores no altera el producto):

1. Piensa en 5 cosas esenciales e importantes en tu vida. Todos tenemos una escala de valores, que se traducen en cosas personales, de nuestra vida, a las que damos verdadera importancia si reflexionáramos un poco. El caso es que como a menudo no nos paramos, esta listita la tenemos en el “desván” y se nos olvida recordarla en los momentos necesarios. Es más, uno a veces sube al desván a desempolvarla cuando se da cuenta de que lo ha perdido, o ha estado a punto de perderlo.

2. Sé agradecido. A veces nos acostumbramos a la rutina de los detalles, de los servicios o de la cercanía que los demás tienen con nosotros. Agradece la lista del punto uno, si puedes, cada día, para que se te grabe a fuego en tu cabeza y tu corazón. Agradece todo, hasta lo más pequeño y ordinario. Agradecer ensancha las pupilas y le hace a uno aprender a mirar y no sólo a ver. Dar gracias amplía tu capacidad de admiración ante la vida y ante las personas. Que llegues a un punto que alguien te diga: “¿pero, por qué me das las gracias?”; y tú le contestes: “Simplemente porque es martes”.

3. Sonríe. Tu sonrisa no tiene precio, abre puertas, rompe barreras, desmonta argumentos de razonadas sinrazones… y recuerda: no hay nada que puedas llevar que sea más atractivo que tu sonrisa.

4. No opines sobre todo, no hace falta. Es igual a no opinar sobre nada y a meterte donde no te llaman, a creer que tienes razón en cosas que ni van contigo y que seguramente nadie te pida tu opinión. Evitarás quebraderos de cabeza, además de pérdida de tiempo.

5. Elige 5 placeres asequibles de la vida. Móntatelo. Las mejores cosas de la vida o son gratis o requieren muy poco dinero y muy poca organización de agenda. Un rato con amigos, una puesta de sol, comer pipas en un parque, una buena peli, una caña bien fría, un abrazo, unas risas, un baño en el mar (eso si vives cerca de él, jajaa!). En la vida hay que montárselo con las circunstancias que cada uno tiene… es muy fácil: si la vida te da limones, pide tequila y sal.

6. Adelántate. Haz lo que tú reclames de otros. Desinteresadamente, aunque ya se sabe que el que da, recibe. Sé útil y no te compares. No vale la pena, somos únicos en nuestra especie. Explota tus puntos fuertes y aprende de lo bueno que tienen los que te rodean: estamos en la era del “sharing” y de los videos tutoriales, casi todo se puede aprender. Y si no, déjate ayudar, porque no siempre tendremos que saber de todo, nos podemos apoyar en las cualidades de los demás. He dicho apoyar, no trepar.

7. Si hay dos… ¡únete! Esto sirve para la amistad, cada amigo es exclusivo para mí, pero no hay una amistad exclusivista. Cuantos más, mejor… y cada uno distinto y único, por eso el trato con cada uno será también distinto y único… en la amistad yo prefiero la buena discriminación.

8. Genera “idilios” a través de pensamientos positivos. Para ti y para los demás. Bastante tenemos con que “cada día tenga su afán”, no le pongas tú más drama.

9. Mira, descubre y pon cariño. Quiere tus circunstancias, tu realidad, como a tus sueños. Pues son tu escalera para alcanzarlos. De todo, absolutamente de todo, podemos sacar algo bueno. Esto es así.

10. Bebe Coca-Cola. Serás más feliz. Ni trabajo para ellos, ni me pagan por hacerles branding… simplemente es mi lovemark y tengo la certeza de que su marca (no la bebida en sí, aunque para mí es un placer también) transmite felicidad, destapa felicidad, comparte felicidad… y si no, fíjate en sus anuncios, su estrategia de marketing. Tiene un modo positivo de ver la vida, y de vivirla.

Como ves, depende únicamente… de tu ACTITUD.

Anuncios

2 Respuestas a “10 claves para gestionar mejor tu nivel de envidia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s